La importancia de llamarse Giorgio Moroder

26 noviembre, 2015 § Deja un comentario

(Publicado originalmente en tres partes en El RetroMirador en las fechas 08/12/2013, 01/04/2014 y 30/07/2014. Recopilo en esta ocasión las tres en una sola entrada. Algunas referencias al Soundcloud de Moroder han sido eliminadas al haber realizado este una “limpieza” del mismo)

retromirador-moroder-part1-caratula

La influencia de Giorgio Moroder en la música actual es mayor de la que podamos imaginar. Tan solo hay que preguntarse por qué Daft Punk ha querido darle un homenaje en su último disco. Solo decir que, sin él, los últimos años de música no hubieran sido iguales… ni parecidos.

Giovanni Giorgio (realmente inscrito como “Hansjörg”) Moroder nació en Urtijëi, un pueblo muy pequeño de Italia pegado a la frontera alemana allá por 1940. Desde muy pronto tuvo una gran vocación musical que cultivó de forma autodidacta. Así, tal como él mismo relata en Giorgio by Moroder, con 15 o 16 años ya tenía claro cuál era su sueño: ser músico. Pero tenía el inconveniente de vivir en un pueblo pequeño.

retromirador-moroder-part1-moroder-guitarra

Los duros comienzos de Giorgio Moroder

Tras unos comienzos muy complicados, y ya con una ligera idea de lo que quería hacer, comenzó a hacer de DJ en el Scotch Club de Aachen (Alemania), club considerado como la primera discoteca del mundo (antes eran meras pistas de baile) Pronto comenzó a componer sus propios temas, y en 1965 aparece su primer single, aunque lo primero destacable aparece en 1966 con Stop. Tras una serie de canciones complicadas de escuchar hoy en día, mezcla de la moda y el folklore alemán de la época.

Será en 1968 cuando lance singles como Yummy, yummy, yummyMake Me Your Baby, que finalmente se incluirían en su primer LP: That’s Bubble Gum, That’s Giorgio (1969, Ariola), con un primer gran éxito (aun muy distanciado del Moroder que conocemos ahora, pero ya usando en pequeña medida el sintetizador y el vocoder):

En 1970 lanza Giorgio, prácticamente con las mismas canciones de That’s Bubble Gum, incluyendo otras como Arizona Man. retromirador-moroder-part1-son-of-my-fatherEn 1972 lanza el LP Son of My Father, con la colaboración como letrista de Pete Bellotte (letrista de Hot Stuff de Donna Summer, por ejemplo) y con el que colaboraría en repetidas ocasiones. Precisamente la canción que dio título al disco fue su primer gran éxito, aunque de forma indirecta, ya que la canción había sido compuesta para Chicory Tip, un grupo inglés. Luego él incluyó su propia versión en su disco. En el mismo disco, Underdog, donde sigue experimentando con el uso del sintetizador, aunque todavía con las guitarras por encima.

Su siguiente disco, Giorgio’s Music es un pequeño paso atrás, muy (demasiado) localizado para el público alemán, música tradicional y algún experimento como este Eine Alte Melodie:

Después de varios titubeos, llega el sintetizador

A partir de 1975 es cuando realmente explota, afortunadamente, el potencial de Giorgio Moroder. Por una parte, convence a Donna Summer para que cante y publique Love to Love You Baby, con su música y las letras del mencionado Bellotte, y con esa sensación de que Summer iba a llegar al clímax en cualquier momento.

retromirador-moroder-part1-moroder-summer

Donna Summer no lo tenía claro por aquello de los gemidos… por suerte Moroder la convenció y “Love to love you baby” fue un exitazo.

El éxito es tal, que se hace una versión “larga” de alrededor de 17 minutos. No puedo evitar dejar que veáis el vídeo (a ver quién es el valiente que se pone a bailar hoy en día así…):

Esa fue una parte del cambio en Moroder (comenzar a producir, con muchísimo éxito, a otros artistas), la otra, y ya decididamente bajo su propio sello discográfico, Oasis, publica Einzelgänger. retromirador-moroder-part1-EinzelgängerSe libra de las ataduras de las guitarras, baterías y demás convencionalismos de la época, para abrazar con fuerza la síntesis, el vocoder, la caja de ritmos y la experimentación. El resultado es un disco revolucionario a la vez que delicioso. Podéis escuchar, por ejemplo, este Aus. Sin embargo, el disco no tuvo buenas ventas, por lo que Moroder (eso si, con muchos de los avances logrados), vuelve al sonido “disco” en su siguiente álbum.

Knights in White Satin aparece en 1976. Ocupando la cara A del disco, una versión discotequera del Nights in white satin de los Moody Blues.retromirador-moroder-part1-knights-in-white-satin Disco, pero algo más lenta de lo habitual (110bpm), tratando de evocar una situación más romántica que de baile, y con una duración larga (como hiciera en Love to Love You Baby), demostrando a la industria discográfica, como ya hiciera Mike Oldfield en su momento, que no tiene sentido ceñirse a un estándar en la duración de una obra musical. En la cara B, tres buenos temas, destacando el bailable I Wanna Funk With You Tonight, con un obvio juego de palabras y explícita temática, y que inicialmente se iba a titular Bad Bad Love (en youtube se puede localizar fácilmente la demo)

Las colaboraciones de Giorgio Moroder

De nuevo, en 1977 una colaboración con Donna Summer iba a resultar clave en su carrera: I Feel Love. El primer éxito mundial que contaba solo con música sintetizada, junto con la voz de la señora Summer. retromirador-moroder-part1-moroder-moogUna línea de bajo de un Moog Modular (el mismo instrumento con el que Wendy Carlos asombró al mundo en 1968 con su Switched-On Bach) en un patrón de 8 notas que se repiten una y otra vez. Brian Eno le dijo al oirlo a David Bowie:”Acabo de escuchar el sonido del futuro”. Bowie le contestó: “Es ésto, no busques más. Este single va a cambiar el sonido de los clubes durante los próximos quince años”. Se equivocaba Bowie, ese sonido sigue y sigue sonando hoy en día. Moroder, además acababa de crear un subgénero en la música disco: el high energy disco.

Con esa nueva revolución en marcha, y con la colaboración del ingeniero Robert Wedell, Moroder publica (con su sello Oasis, pero ya con Casablanca Records como discográfica) From Here to Eternity. Realizado por completo con sintetizadores y algunas voces (también con uso de vocoder).

Completamente enfocado al sonido disco, pero con fragmentos como Faster Than The Speed Of Love donde Moroder sigue experimentando. retromirador-moroder-part1-from-here-to-eternityCurioso también que todas las pistas están entrelazadas, mezcladas haciendo 2 bloques (aquello de la cara A y B de los LPs Moroder lo solventa haciendo un “reprise” de From Here…) Impecable el tema First Hand Experience In Second Hand Love. En general todo el disco va aproximándose también poco a poco al sonido space-disco (p.ej. en I’m Left, You’re Right, She’s Gone) Por cierto, en su Soundcloud, tiene algunas pistas interesantes.

Los años 70 se acaban…

Los años 70 estaban finalizando y Moroder estaba en plena efervescencia creativa, por lo que se sucedían sus proyectos sin cesar. Así, en 1977 aparece su proyecto orientado a las pistas de baile Munich Machine, con un LP del mismo nombre, y con éxitos como Get on the Funk Train. De este proyecto surgieron también los discos A Whiter Shade of Pale (1978) y Body Shine (1979)

retromirador-moroder-part2-munich-machine

Los álbumes de Munich Machine, muy bailables y con sugerentes portadas.

retromirador-moroder-part2-oscar-midnightSin embargo, la popularidad a nivel mundial le llegaría en 1979 con la obtención del Oscar a la mejor Banda sonora original (de manos de Rachel Welch y Dean Martin) por la película El Expreso de Medianoche (1978), dirigida por Alan Parker. En ella, el uso intensivo de los sintetizadores fue adaptado a la connotación árabe de la temática del film, incluyendo otros instrumentos no sintéticos para ello (como violines) El genial resultado (que también le supuso un Globo de Oro por mejor BSO) hizo que no se conciba esta película con otra música, y que se recuerde incluso más la banda sonora que el largometraje. Destacó la pieza The Chase, que además llegó a las pistas de baile, pero otros cortes también son sobresalientes, como el tema principal:

En 1978 también publica un disco, mitad colaboración, mitad propio: Giorgio & Chris: Love’s in You, Love’s in Me. Un disco muy vocal, con ritmos de finales de los 70 (bajo y guitarra punteada, violines…) Y otro clásico más, el siempre misterioso Music from Battlestar Galactica, con versiones discotequeras de la BSO de Stu Philips (autor también de la música de El coche fantástico) de la serie de Glen A. Larson. En este disco apreciamos un aumento de la velocidad habitual (“beats” por minuto o BPM) de la música de Moroder. Durante este año produce el disco New Dimensions de The Three Degrees, con exitos como Givin’Up, givin’In.

retromirador-moroder-part2-music-from-bsg

Space-disco en su máximo esplendor.

En 1979 se toma un ligero respiro (preparando lo que llegaría el año siguiente), y junto con el tercer disco de Munich Machine, destacan nuevas colaboraciones en forma de producción: el disco No. 1 in Heaven de Sparks (que cambió definitivamente el sonido de este grupo al electrónico), el single Life in Tokyo, de Japan (que también les influenció) y otro disco de The Three Degrees: 3D.

Y llegan los años ochenta

retromirador-moroder-part2-moog-emc2E=MC² , la conocida equivalencia entre masa y energía de Albert Einstein, se convierte en 1980 en el título de su siguiente disco de estudio, siendo este, tal vez, su obra maestra. Es el primer disco de música electrónica grabado en directo (tan solo una toma usada para todo el disco, aparte de ensayos, lógicamente). Harold Faltermeyer fue pieza clave con su colaboración en este album, reconociendolo Moroder en el mismo, ya que al final del tema E=MC² nos encontramos con parte de los créditos del disco.

Desde Baby Blue a I Wanna Rock You, los 6 temas que componen el LP original están llenas de calidad, ritmo y supusieron un salto real de década en lo musical. En la reedición del mismo en CD en 2001 se añadieron 2 temas: Love’s in You, Love’s in Me del disco anteriomente mencionado, y Evolution, de Music from Battlestar Galactica.

retromirador-moroder-part2-portada-640px

Una nueva banda sonora completa la producción de Giorgio Moroder este año: American Gigolo, con Richard Gere como protagonista. El album de esta BSO es un nuevo éxito, con el tema Call Me interpretado por Blondie como puntal, siendo este single número uno en varios países durante varias semanas.

Fue la muestra que necesitaba Moroder de que podía entrar de lleno en el pop y crear y producir grandes éxitos que por la especialización de su música se le negaban.

retromirador-moroder-part2-cat-peopleOtra banda sonora para 1982: Cat People, protagonizada por Nastassja Kinski y Malcolm McDowell, y producida por Jerry Bruckheimer. Destacan las piezas Irena’s Theme y Paul’s Theme (Jogging Chase), y el single Cat People (Putting Out Fire), interpretado por David Bowie (con letras de él mismo) El disco no tuvo gran éxito (tampoco lo tuvo la película), pero Moroder preparaba ya una avalancha para 1983…

Un nuevo Oscar para Giorgio Moroder: Flashdance

Su colaboración este año en un nuevo disco de estudio (al uso del realizado con Chris Bennet en 1978) con Joe Esposito no tuvo una especial repercusión, pero si posteriores colaboraciones de este en temas para películas, como el incluido en la celebérrima Flashdance (Lady, Lady, Lady) retromirador-moroder-part2-flashdance-irene-caraLa primera versión del tema principal de este film de 1983 dirigido por Adrian Lyne (9 semanas y media, Atracción fatal) y producido por Don Simpson y Jerry Bruckheime (la canción Flashdance… what a feeling”) la interpretó Joe Esposito, aunque para la versión final se prefirió la voz femenina de Irene Cara. No solo recayó en Moroder el Oscar por esta canción, sino que sus 2 primeros Grammy’s llegaron a su estantería; uno por esta la BSO de Flashdance y otro por la mejor composición instrumental por Love Theme from Flashdance. Tanto película como banda sonora fueron un éxito (más de 9 millones de copias vendidas), y el tema de Irene Cara, y Maniac, con Michael Sembello, fueron números uno en varios países.

Giorgio Moroder participa en otras 2 bandas sonoras en 1983. Creó las canciones y el tema final de Superman III (el “score” es de Ken Thorne), tercera versión cinematográfica del superheroe creado por Jerry Siegel y Joe Shuster (muy por debajo de las 2 primeras) retromirador-moroder-part2-scarfaceY creó canciones y banda sonora para Scarface: El precio del poder, de Brian de Palma con Al Pacino como protagonista. Esta fue otra gran producción del compositor alemán, con predominio de sintetizadores y sonido pop/disco en las numerosas canciones compuestas. Colaboró con Debbie Harry (Blondie), Amy Holland o Maria Conchita Alonso (Perseguido, Predator 2) Por esta película fue nominado a un Globo de Oro que recibió de todos modos por Flashdance (y por partida doble, BSO y canción) Mi favorita es Turn on the Light, de Amy Holland:

Tras esta lluvia de éxitos y premios, llegó 1984, con más proyectos: Compuso la banda sonora de Sueños eléctricos (Electric Dreams), una muy recomendable fantasía sobre la informática protagonizada por Lenny Von Dohlen y Virginia Madsen, incluyendo estupendas canciones con artistas como Boy George, Jeff Lynne, Heaven 17 o Philip Oakey (cantante de The Human League)

Otra banda sonora que realizó fue la de su propio montaje de Metropolis, la mítica película de 1927 de Fritz Lang, obra maestra del cine cuyo montaje original se recortó y muchos años después se recuperó (la versión original no se volvió a ver hasta el año 2010) Moroder combinó, fiel a su tendencia en los 80s, música instrumental con canciones de nuevo muy acertadas e intérpretes aún más importantes si cabe que en anteriores películas: Freddie Mercury, Pat Benatar, Jon Anderson, Cycle V, Bonnie Tyler, Loverboy o Adam Ant.

Curiosamente (y de forma un poco incomprensible hoy en día) esta banda sonora, junto a su participación en la de “Thief of Hearts”, y el tema “Love Kills” recibieron una nominación a los Razzie.

Y para rematar el año, dos colaboraciones de lujo: el tema principal de la película La historia interminable, Neverending Story con Limalh (cantante de Kajagoogoo) y un tema para el disco oficial de las Olimpiadas de Los Ángeles’84, Reach Out, con Paul Engemann, que llegó a nº1 en Alemania.

Giorgio Moroder se afeita el bigote

retromirador-moroder-part2-mesa-mezclasY es que parece que, cual Sansón, perdió su energía creativa (que no la creatividad) El año 1985 supone un frenazo en la producción habitual de Giorgio Moroder que, gradualmente fue reduciendose en cantidad. Suya es la producción del disco Flaunt It de Sigue Sigue Sputnik (con el éxito Love Missile F1-11) Aprovechando el tirón del tema Together in Electric Dreams, lanza junto a Phil Oakey el intrascendente disco Philip Oakey & Giorgio Moroder. También intrascendente Innovisions, un recopilatorio de algunos de sus mejores temas.

Tras la gran época productiva de Giorgio Moroder llegó un ligero declive, sobre todo cuantitativamente, espaciándose mucho más de lo habitual sus obras y colaboraciones. retromirador-moroder-part3-take-my-breath-awayCualitativamente solo hay que pensar en las canciones inolvidables que nos ha dejado desde 1986 hasta la actualidad, empezando por su participación en la BSO de Top Gun que además supuso su tercer premio Oscar (mejor canción): “Take my breath away“, interpretado por Berlin, es además uno de los himnos más identificables de los años 80. Destacable también el resto de su colaboración con Harold Faltermeyer en esta banda sonora, de la que también compuso “Danger Zone“, interpretado por Kenny Loggins.

Acaban los exitosos años 80 de Moroder

Un año después Moroder volvía a coincidir con Kenny Loggins al componer para él una de las canciones de la banda sonora de “Yo, el halcón”(“Over the Top”) (protagonizada y en parte escrita por Sylvester Stallone), para la que compuso la música con predominancia, cómo no, de sintetizadores. Una BSO muy por encima de la película.

En 1987 también produjo el tema “Body next to body” de otra leyenda de los 80s (fallecido en 1998): Falco. Un tema intrascendente, en el que participó la exuberante Brigitte Nielsen (esposa por aquel entonces de Stallone) y que solo tuvo algo de éxito en Alemania y alrededores.

retromirador-moroder-part3--stallone-nielse

Los Reagan recibiendo en casa a Stallone y Nielsen.

Los juegos olímpicos de Seul’88 no solo fueron recordados por la aparición de S.A.R. Cristina de Borbón y Grecia como abanderada de España, sino por la ñoña canción oficial “Hand in hand” del grupo Koreana (muy apropiado) y que produjo Giorgio Moroder, repitiendo así cita olímpica. Llegó también a producir (e incluso componer) algún tema para Sabrina Salerno, como “Like a Yo-yo” y “Pirate of love” (de su segundo disco, “Super Sabrina“)

El siguiente proyecto de Giorgio Moroder no fue musical, sino automovilístico. Se embarcó en la construcción de un superdeportivo con el fabricante italiano Claudio Zampolli aunque finalmente se bajó del carro antes de comenzar a venderse. Eso si, dejó (que se sepa) al menos el diseño del logotipo antes de marcharse. El que iba a ser llamado Cizeta-Moroder finalmente se denominó Cizeta V16T (una bestia de casi 560CV con dos motores V8 acoplados) y su primer prototipo pisó las carreteras en 1990, vendiéndose las primeras unidades al año siguiente.

retromirador-moroder-part3-cizeta

Moroder en la década de los 90

En 1990 Moroder vuelve a la cresta de la ola con otro tema para un evento deportivo: “To be the number one” fue una nueva colaboración con el letrista Tom Withlock (como también hizo en “Take my breath away“) para realizar la canción oficial de la Copa Mundial de la FIFA Italia 1990. El éxito llego con la versión italiana del tema, “Un’estate italiana“, que llegó a ser nº1 en Italia y suizas.

retromirador-moroder-part3-historia-interminable-2También en 1990 llegó la continuación de una película exitosa. “La historia interminable II” fue un auténtico fiasco donde quizás lo único rescatable era la banda sonora de Robert Folk (“Loca academia de policía“) Ni siquiera se salvan las canciones que aportó Moroder: Heaven’s Just A Heartbeat“, una nueva versión de “The neverending story” o la canción principal, “Dreams we dream“, tan floja que os ahorro el trance de escucharla aquí. En julio de 1990 Giorgio Moroder contrae matrimonio con Francisca Gutiérrez.

El año 1992 podía haber pasado desapercibido perfectamente en su carrera. Lanzó el disco “Forever Dancing“, un “non  stop” con temas “disco” mezclados con los sonidos habituales de comienzos de los 90; desde temas suyos, al “Shake your booty” de KC & The Sunshine Band o a “Born to be alive” de Patrick Hernández. Contiene retromirador-moroder-part3--moroder-summer-ballotecosas lamentables como la versión de “I feel love“. Sin embargo, sería un tema original (que además abre el disco) lo que le volvería a traer un premio importante, en su vuelta a la colaboración con Donna Summer: “Carry on“. Las remezclas de esta autentica delicia de canción le supusieron el Grammy a mejor grabación “dance” del año en 1997.

Su faceta artística

retromirador-moroder-part3-lipsGiorgio había empezado a probar otros artes, como la escultura o la pintura, y prescindió del ritmo de vida que había llevado hasta finales de los 80. El tiempo dedicado a su familia y el arte redujeron sus composiciones a la mínima expresión. Así, en el lapso entre 1993 y su reaparición triunfal gracias a Daft Punk en 2013 su producción fue escasa, eso si, no exenta de calidad:
– 1996: Para ambientar una de sus exposiciones crea “Lips“, tema del que apenas hay información.
– 2000: colabora con el remix de Jam&Spoon de su tema “Chase” (de “Midnight Express“) para el disco “DJ Empire Presents: A Tribute To Giorgio Moroder“, que también incluye otras mezclas de sus temas por artistas como Eddie Amador o Roger Sánchez. Ese mismo disco incluye un nuevo tema, “Last Night“, coproducido por Moroder, e interpretado por Gloria Gaynor. Muy muy bueno.

– 2002: crea la banda sonora para una película documental titulada “Impressionen Unter Wasser“.
– 2008: Moroder vuelve a componer una canción para unas olimpiadas. En Pekín’08 sonó la olvidable “Forever Friends“.
– 2012: realiza, junto a Hans Zimmer, el tema “Giorgio’s New Dancing Shoes” para la 84ª ceremonia de entrega de los Oscars.

Durante esos años además fue incluido en el Dance Music Hall of Fame, donde están leyendas como Bee Gees, Chic, deejays como Frankie Knuckles y productores como Quincy Jones. Y recibió la medalla de comendador de la Orden al mérito de la República Italiana.

Resurgimiento

Y, por fin, entran en juego Guy-Manuel de Homem-Christo y Thomas Bangalter: DAFT PUNK. El duo francés rescató a Giorgio Moroder para que colaborase con su esperado disco “Random Access Memories“.

retromirador-moroder-part3-grammy-RAM-daft-punk

Cuánto grande en una sola imagen.

La participación de Moroder se limita a su voz en el tema “Giorgio by Moroder“, entresacada de 3 horas de entrevista, con la intención de reflejar la libertad creativa necesaria para la música. Podéis saber algo más contado por él mismo en el primer vídeo de la serie “The Collaborators” que precedió el lanzamiento del disco.

Desde entonces, además del Grammy a mejor disco del año compartido con Daft Punk y el resto de colaboradores de “Random Access Memories“, la carrera de Moroder se ha visto relanzada. No para de colaborar con otros artistas (como Haim o Coldplay), de realizar sesiones como DJ (en Pachá Ibiza este verano, p.ej.) y compone nuevos temas.

retromirador-moroder-part3-caratula-640px-

Afortunadamente Moroder ha decidido compartir parte de su música, y podemos escuchar enseguida (casi) cualquiera de sus composiciones en sus redes sociales, especialmente en Soundcloud. Entre sus últimos tema, uno perteneciente a la serie Adult Swim, “Giorgio’s Theme“. Con algunas modificaciones se convirtió en “74 is the new 24” en su nuevo disco.

Actualización 25/11/2015

“Déjà vu”: el regreso de Moroder en 2015

En junio de 2015, animado por la reacción del público, lanzó “Déjà vu”, su primer disco de estudio tras muchos años con colaboraciones como la de Kylie Minogue. Sonido 100% Moroder actualizado y variado en 12 temas, la mayoría bastante buenos:

Esperamos poder disfrutar aún muchos años (nació el 26 de abril de 1940) de Giorgio Moroder y su música.

Anuncios

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La importancia de llamarse Giorgio Moroder en Vtsartas: blog de Isidoro Martínez Vélez.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: